Con motivo del centenario del nacimiento de Julio Cortázar, queremos recordar el capítulo 34 de Rayuela, un capitulo que reescribe literalmente un fragmento de una novela de Pérez Galdós.  A lo largo del capítulo se intercala una línea de Pérez Galdós con otra de Rayuela, dejando un compás par Cortázar, impar Galdós. Es un recurso increíble para reflejar la duplicidad del mismo acto, cuando Horacio lee a Galdós y el lector de Rayuela a Cortázar.

No obstante este capítulo ha sido objeto de disputa entre la crítica. Y es que a los cortazarianos les es llevadero el montón de comentarios desagradables de Horacio hacia las novelas de Galdós, pero wp themes los galdosianos como nosotros lógicamente reaccionamos ante tales acusaciones hacia el escritor español. No obstante, hemos de mantener ciertas distancias con esta interpretación de ataque radical. De hecho, el crítico inglés Randolph Pope en un artículo de 1987, sostiene que, teniendo en cuenta la importancia del capítulo 34 y por ende de Galdós en toda la obra, reflejan que lo que hace Cortazar es homenajear a Perez Galdos, y que la mala interpretación hace que se pierda el carácter irónico tan propio de la literatura cortazarana. No obstante, este articulo de Pope, galdosiano empedernido, ha sido ampliamente replicado en los años posteriores a su publicación.